6 consejos para alquilar departamento

19/09/2019

Compartir

6 consejos para alquilar departamento

La seleccion de el departamento requiere tiempo, inteligencia y pasión. Te compartimos seis consejos claves para analizar la elección de la mejor propiedad, la que se adapte a tus necesidades y deseos.

Difícil desición si las hay. Aunque no genera un compromiso de por vida, la cantidad de dinero que piden las inmobiliarias, la firma del contrato y el estrés de la mudanza son razones suficientes para concentrarse, buscar mucho  y elegir bien. Acá van nuestras seis recomendaciones.

 

1. El punto de partida: ¿dónde?

El primer paso, en el camino de elegir una propiedad, es elegir la zona. Esta decisión debemos tomarla en relación a la ubicación de nuestro trabajo y rutina general, teniendo en cuenta las distancias, los costos del transporte y sobre todo las posibilidades de acceso. Por ejemplo, existen grandes oportunidades de alquiler en áreas alejadas de nuestro lugar de trabajo. Si disponemos de transporte propio, esta podría ser una excelente oportunidad para situarnos en barrios con más espacios verdes y que posibiliten la realización de deportes. También la cercanía a la escuela de nuestro hijos (si los tenemos) influye, pensando que en algún momento podrán ir solos caminando o en colectivo.

 

2.  Casa / departamento / PH

Otro de los puntos importantes al momento de tomar esta decisión es considerar qué tipo de propiedad necesitamos. Para esto, debemos pensar en cómo está compuesta nuestra familia. Si hay niños o ancianos privilegiar propiedades que se encuentren en planta baja para facilitar su acceso. Si tenemos mascotas, si nos gustan los espacios amplios, si nuestro hogar también será nuestro lugar de trabajo y por lo tanto deberá contar con una habitación especial que utilizaremos como despacho, entre otras opciones. Además, dependemos de un factor fundamental que está presente en nuestras decisiones: la personalidad y los gustos.

Es recomendable si nos gustan los espacios aireados y luminosos, contemplar que la propiedad tenga suficiente ventilación y luminosidad. ¿Hay pulmones internos, patio o balcón, amplios ventanales o, por el contrario, es un departamento pequeño, en la cara interna del edificio, y sin ventanas?  Otro de los elementos a evaluar en la elección de los pisos, es la distracción sonora o visual que nos puede provocar un barrio: por ejemplo, si sos estudiante, evitá los primeros pisos, ya que tienen una alta intensidad de ruidos y de distracciones molestas.

 

3.  Amenities: con o sin

El tercer componente de evaluación son los amenities que posee el edificio: si te gustan los deportes es muy importante que tengas en cuenta si el inmueble tiene un gym o pileta. También si tenés niños o te gusta realizar reuniones con amigos y familia. Un SUM y una parrilla te ayudaría y ahorrarías dinero en el alquiler del salón. Si tenés un auto es mejor que, por seguridad, puedas contar con una cochera o guardacoche, y un espacio de cochera de cortesía para invitados. También es importante que pienses y evalúes las ventajas de la vigilancia 24 horas.

 

4. Conocer a fondo el barrio

Te aconsejamos hacer una visita a la zona. Hacer un recorrido para conocer el movimiento diurno y nocturno, recorrer los comercios, charlar con los vecinos, consultar por los servicios cercanos, los accesos de transporte y movilidad, espacios verdes próximos, hospitales y centros comerciales.

 

5. ¡Hacer números!

El quinto consejo práctico es analizar la viabilidad del proyecto de mudanza y selección de la futura propiedad, sobre todo si es la primera vez que nos vamos a mudar.

Es vital realizar un listado de gastos mensuales que incluya todos los servicios (luz, gas, telefonía, expensas, etc.) alimentación y vestimenta, viáticos,  obra social, deportes y sociales, y un monto para imprevistos. Revisar los beneficios que nos otorga la propiedad en vista. Por ejemplo, hay inmuebles que por su ubicación céntrica o de zona posicionada son muy costosos para alquilar, pero podemos reducir en viáticos y tiempo ya que tenemos todo a mano. O también, podemos pensar estratégicamente en elegir un inmueble cerca de la escuela de nuestros hijos para agilizar las rutinas, y economizar en viáticos y tiempos.  

 

6. Estado del edificio

La sexta y última recomendación es evaluar la edad del edificio, su mantenimiento, y cómo repercute en las prestaciones de la casa: el estado de las paredes, techos y pisos, si tiene humedad. Revisar el estado de las instalaciones eléctricas y cañerías para evitar futuros inconvenientes. Se recomienda preguntar quiénes habitaban anteriormente y qué uso le daban a la propiedad. Hacer un listado de gastos de remodelación y acondicionamiento para evaluar los costos y beneficios de mudarnos.Esto nos permitirá sacar conclusiones propias para negociar el alquiler con la inmobiliaria.

Finalmente, ¿cuánto es el precio del alquiler? ¿Qué tipo de indexación aplicarán? ¿Semestral? ¿Anual? ¿El contrato se realizará en pesos o dólares? Es recomendable analizar las variables que las cláusulas exigen. Es recomendable que un abogado de confianza revise detalladamente el contrato, para que el mismo esté redactado contemplando las normas del nuevo Código Civil.

 

La elección de un hogar es una decisión muy personal y trascendente que debe ser evaluada con tiempo, dedicación y revisando sus pros y contras, ya que será nuestro espacio de contención y encuentro. No solo debe satisfacer nuestras necesidades básicas, sino también nuestro querer compartir lindos y gratificantes momentos con nuestros seres queridos, y para eso, necesitamos darnos un tiempo de reflexión y observación.